domingo, 12 de abril de 2015

Cambiar la letra para cambiar actitudes

Según el Dr Estanislao Bachrach en su libro “En Cambio”, nos habla acerca del funcionamiento del cerebro y de la posibilidad de hacer cambios en nuestra vida a partir de modificar viejos mapas cerebrales que tenemos arraigados en nuestro ser.
Según él, los pensamientos traen emociones como la ansiedad, el miedo y así aparecen los malos hábitos como defensas para aliviar esos síntomas.
Si logramos reemplazar esos pensamientos por otros más positivos, con la práctica, el cerebro se adaptaría a esa nueva forma de pensar beneficiando a nuestra salud y a nuestras emociones, destruyendo esos hábitos perjudiciales como el alcohol, fumar, comer demasiado.
Para el Dr.Bachrach ,es un proceso de reversibilidad, es decir si cambiamos los hábitos, irá cambiando nuestra forma de pensar, cambiando aquellos viejos mapas cerebrales por otros nuevos, así sea un pequeño cambio por ejemplo modificar la forma de ir al trabajo.
Lo mismo sucede con grafoterapia, si conscientemente cambiamos nuestros trazos negativos que revelan actitudes que nos perjudican en nuestra vida, con el tiempo las reemplazamos por otras positiva.
Por ejemplo , una letra rígida, con trazos duros, angulosos pertenecen a personas inflexibles con poca capacidad de negociación o de escuchar otras opiniones.
Si se practica todos los días escribir un párrafo con letras curvas ya que las curvas pertenecen a personas  más adaptativas, conciliadoras, que suavizan sus contactos con el exterior y de buen carácter, el cerebro entenderá esa nueva actitud e irá cambiándola por la otra antigua de rigidez.

Conclusión:
El tipo de trazo que formamos se origina por la orden del cerebro segun nuestros pensamientos, si los reemplazamos conscientemente, con la práctica diaria cambiará en nuestro cerebro esa orden. Proceso de reversibilidad. 
Para realizar esta práctica, es necesario la asistencia de un grafólogo para que analice cuales trazos se deben cambiar .

Bibliografía:
Augusto Vels
Estanislao Bachrach

viernes, 20 de marzo de 2015

Inteligencia racional o emocional

Pensar con la razón o con el corazón?
Hay un capítulo interesante en el libro de Daniel Goleman "La inteligencia emocional" donde habla de la armonía que debería existir entre la emoción y el pensamiento.
Muchas veces escuchamos que nos aconsejan antes de tomar decisiones: "piensa con la razón", otros dicen "no lo racionalices tanto" pero entonces que debemos hacer?
Mucha emoción altera y confunde el pensamiento.
Demasiado pensamiento nos quita la emoción.
Sabemos  que las emociones intensas interfieren y quitan claridad al pensamiento.Cuando estamos con un ataque de ira, decimos" ahora no puedo pensar".
Es cierto que a los más emotivos y revoltosos les cuesta aprender porque interfieren las emociones en el proceso de aprendizaje y la capacidad intelectual.Y no significa que no tengan buen nivel intelectual sino porque el poco control emotivo perturba las zonas del pensamiento.
A menudo vemos que personas inteligentes toman decisiones desafortunadas, tanto en su vida privada o laboral.Pero al mismo tiempo sabemos que los sentimientos son necesarios para tomar decisiones racionales.
Por lo tanto lo ideal es el equilibrio entre emoción y razón.
Emoción y razón deben trabajar en colaboración, así lo afirma el Dr. Damasio.
Tenemos dos clases diferentes de inteligencia, la emocional y la racional y se complementan para la vida mental, interactuan en forma positiva aunque antiguamente sostenían que usar la razón era mas beneficioso.
Pero lo positivo es armonizar entre razón y sentimiento.

Como vencer la timidez y el miedo



La timidez, el miedo y la inseguridad son barreras que no nos permiten crecer , llegar a nuestros objetivos, o comenzar nuevas amistades. Como así obtener un nuevo empleo y cientos de oportunidades que pueden estar a nuestro alcance.

Muchos prefieren sentirse seguros si no innovan nada, no se arriesgan pero tampoco crecen.

Según Wayne Dyer, con solo vivir en la tierra ya no estamos seguros, por lo tanto toma a la seguridad como un mito.

Cuando Dyer habla de seguridad habla más de las posesiones materiales y un empleo pero lo importante es tener seguridad en sí mismo, seguridad interior, tenerse fé y confiar en los propios recursos.

Cientos de inconvenientes pueden aparecer en la vida, pero con una personalidad firme se pueden solucionar con confianza en sí mismo.

El miedo es una actitud defensiva pero el miedo paraliza y no  pueden encontrar la solución a los conflictos.

Los que buscan seguridad todo el tiempo escapan a los cambios, son los que comen lo mismo por las dudas, visten siempre igual, miran el mismo género de películas, no se mudan a otro barrio distinto.

Aunque tengan ofertas de trabajo con mejores salarios y mejores perspectivas de futuro, eligen quedarse en el que están.

Aunque hacer siempre lo mismo les aburra, prefieren sentirse seguros para no enfrentarse a lo desconocido.

Tener miedo es humano y normal pero si estrecha nuestra visión de futuro y nuestras posibilidades de mejorar entonces ya nos complica.


Las claves para enfrentar el miedo y la timidez son:

-Ir cambiando cosas que hacemos igual durante años porque cuando enfrentamos a ese miedo veremos que no será tan conflictivo.

-Elegir nuevos destinos para las vacaciones.

-Comprarse ropa de estilo distinto.

-Cortarse el cabello con otro estilo o cambiar de peluquero.

-Arriesgarnos un poco para realizar algo nuevo.

-Conversar con aquellos que siempre preferíamos no hacerlo.

-Cada uno puede elegir estos cambios y muchas veces los cambios traen cosas nuevas y buenos.

-Tenerse fé a que se pueden lograr muchos deseos pero que estén dentro de nuestra realidad.

-Tener mayor confianza en sí mismo.

-Hacer algunas actividades que antes no se animaban.

-Recordar que respirar profundamente y relajarse permite ver las contrariedades con otra visión.

-Elegir una profesión que nos apasiona y no sólo aquellas carreras que nos darán seguridad pero no felicidad.-Por eso muchos jóvenes abandonan el estudio porque se dan cuenta que no era lo que les gustaba.

-Decidir el cambio aunque sea difícil.

-Pensar con mente abierta.

-Arriesgarse y actuar.

-Observar cual es nuestro ideal.